viernes, 15 de junio de 2018

Cuper no quiso arriesgar a Salah

La ausencia de Mohamed Salah en el primer partido de la Selección de Egipto en la Copa del Mundo se debió a la alta probabilidad de que se volviera a lesionar, explicó el director técnico Héctor Cúper.

Uruguay consiguió un agónico triunfo 1-0 sobre Egipto en el partido que cerró la primera jornada del Grupo A gracias a un cabezazo de José María Giménez cuando el empate parecía sellado.

"Se le hizo una revisión, había un porcentaje importante de que podía sufrir una lesión y decidimos no arriesgarlo. Había un margen de peligro de que le pudiera suceder algo", explicó Cúper en rueda de prensa tras el partido.

Salah, quien se lesionó un hombro a fines de mayo en la derrota de su equipo Liverpool ante el Real Madrid por la final de la Champions League, estuvo en el banco de suplentes.

"Es un jugador importantísimo para nosotros, si hoy hubiese estado pudo haber sido diferente, pero eso nadie lo puede saber.

"Es muy probable que Salah pueda jugar el próximo partido", apuntó el técnico argentino.

El DT se mostró satisfecho con la actuación del equipo aunque destacó la falta de peso en los metros finales de la cancha.

"Tenemos buenos delanteros para hacer un buen trabajo. Hoy intentamos atacar pero no estuvimos bien en la definición. Estoy feliz con el esfuerzo del equipo", destacó.

"Pude haberme equivocado en la estrategia, es una pena que hayamos perdido un partido que parecía controlado. Los jugadores han dado lo mejor, no tengo quejas".

En la segunda jornada del Grupo A, Egipto enfrentará el 19 de junio al local Rusia.